lunes, 25 de mayo de 2015

La banca del parque

Una bella banca de parque esta desubicada.
En orillas de una transitada calle,
luce atribulada.

Los autos corren a su lado,
la gente la tropieza sin querer.
El ambiente se siente muy pesado,
la banca se siente desfallecer.

Pero, alguien se percata de lo sucedido,
y recoge a la banca de inmediato.
La lleva a su hogar innato;
un bello y aislado parque,
rodeado de árboles frutales.


¡La banca del parque está feliz,
ve a sus elegantes hermanas
que no paran de reír!



La banca del parque ahora está feliz.


Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

Venus Maritza Escritora